dijous, 23 octubre de 2014

aquellas pequeñas cosas


Un día haces un clic, más fuerte, más intenso que todos los anteriores, no sabes por qué. ¿Por qué crees haber llegado al límite? ¿Pero dónde está el límite de las cosas? No existe, siempre todo puede llegar a ser peor, puede llegar a ser mejor.

Hace un tiempo descubrí que no hay historia más verdadera que la que uno vive, ni más ni menos importante que las del resto, por eso mi propia historia me parece de lo más normal, porqué siempre hay una historia mucho más verdadera que la mía.

Ayer sentí un clic, el clic de las cosas importantes, de aquellas pequeñas cosas como dice la canción, efímeras.