dilluns, 24 novembre de 2014

él

Recuerda cuando lo vio por vez primera, y última, a veces una única vez en la vida es suficiente para ser eterna. Recuerda sus palabras, su mirada, sus labios, besos guardados en bolsillos  donde meter la mano y sentir el latir de los corazones, la fuerza de su recuerdo. A veces cree sentir que aquel día, aquel lugar, aquel recuerdo, él es el motor de su vida.